martes, 25 de abril de 2017

Historia de la Biblioteca Popular de Bella Vista


Historia de la Biblioteca Popular de Bella Vista
A fines de los 80, Susana Fiorito y Andrés Rivera compraron un depósito de forrajes donde, junto a otros militantes, comenzaron a construir una Biblioteca Popular que lleva el nombre del mismo barrio donde se levantó: «Bella Vista». Allí se construyen sueños en medio de una zona devastada por la desocupación y que ofrece pocas chances para el desarrollo de los jóvenes.

 ANDRÉS RIVERA Y SUSANA FIORITO
En la capital de la provincia de Córdoba existe un barrio que se llama Bella Vista. Un suburbio que en los últimos años fue arrasado por la desocupación y la droga. Allí, entre tanta desesperación existe una Biblioteca, pero no es una biblioteca más ya que es una experiencia única y reveladora en su práctica.
La Biblioteca Popular Bella Vista se encuentra en una calle empinada en el corazón del barrio homónimo, y a metros de La Cañada, un río cuyo curso está marcado por enormes muros que atraviesan la ciudad. En la intersección de las calles Rufino Zado e Iriarte, donde se eleva el edificio de la Biblioteca, es habitual presenciar el ir y venir de vecinos que concurren a muchas de las actividades que se desarrollan allí, desde oficios varios pasando por informática, danza, teatro y demás actividades que le dan vida.
Durante la década del 80, Susana Fiorito y el escritor Andrés Rivera -su compañero en la vida- juntaron un dinero hasta que a principios de 1990 decidieron comprar un viejo depósito de forrajes para comenzar a hacer realidad un viejo sueño: la construcción de una Biblioteca en un barrio de trabajadores. Susana, quien es presidenta del consejo administrativo, relata esos comienzos: "Al principio el lugar no tenía rejas, y apenas había algunas sillas, bancos y unos tablones de andamio, más una pila de ladrillos y cuatrocientos libros que trajimos con Andrés. Al no tener rejas, los chicos entraban por la ventana y empezaron a jugar adentro. Después se acercó una maestra jubilada, joven pero jubilada por problemas de salud, y se ofreció para ver si podía hacer algo con los chicos para evitar que se trompearan. En esa época nos reuníamos los sábados y domingos porque en la semana trabajábamos. 

La maestra tenía que ir a los Bancos a pedir ese papel extenso en forma de acordeón que usaban las viejas computadoras y se los daba a cada chico, y luego compraba unos lápices para que dibujaran. Los chicos se pegaban entre sí, y uno le movía al otro el papel y le arruinaba el dibujo, entonces la maestra compró un rollo de papel para envolver y puso uno en toda la mesa para todos los chicos que estaban alrededor. Entonces cuando uno quería mover el dibujo del otro movía su propio dibujo. Al final de la semana se pegaba el papel en la pared y nos dimos cuenta de que los dibujos de un lado aparecían al revés y los del otro quedaban con la cabeza hacia arriba; entonces surgió toda una discusión, y se decidió que cada papel estaría una semana hacia un lado y otra hacia el otro. Así comenzaron construyéndose las relaciones y las pautas".

Además de Susana y Andrés, la primera comisión directiva de la biblioteca se formó con gente muy cercana al Sitrac, algunos de ellos activistas, como el secretario general Carlos Masera, y otros militantes como José Ponce, y Roberto Vélez. "Ninguno de nosotros tenía la menor idea de lo que era una biblioteca, yo era hija de ricos y jamás fui a una biblioteca pública, Andrés era hijo único de una Idishe Mame, y siempre se procuró los libros, el último año de su secundario se hizo la "rata" todo el año, se tomaba el tranvía y se iba al Cabildo, porque ahí cerca había librerías de viejo, entonces leía todo el día, hasta que se cumplía la hora en que tenía que volver. Los otros integrantes de la comisión como Masera solamente habían hecho hasta tercer grado y en Calchín, donde no había biblioteca; creo que Ponce hizo la primaria completa. Es decir que no teníamos la menor idea salvo la construcción ideológica de lo que es una biblioteca", relata Susana.

ANTES
 

                   DESPUÉS
 



Lugares de la biblioteca son 5 terrenos que tienen que en cada uno de ellos se hacen todo tipos de actividades


 
 
 
 Casita de Ofcios
 Huerta Orgánica Don Francisco Vaca
 EFT La Piru

Playón Deportivo Pierino Mariota


Una biblio con historia


La Biblioteca Popular de bella Vista es una ONG ubicada en Rufino Zado 633 nacida en el año 1989 el padre de esta biblioteca es el petróleo argentino pues fue el órgano que la engendró, los trabajadores se organizaron y se levantaron en lucha en contra que sea entregada a manos privadas, la madre de esta biblio es el barrio Bella Vista se adquirió el terreno en aquel entonces era  un inmueble de cuatro por cuatro y a través del tiempo fue creciendo en su estructura gracias al talento y el esfuerzo de quienes lo integraban  El objetivo principal de la biblio en sus comienzos era facilitar libros a los vecinos y de esta manera incentivar a los mismos la costumbre de la lectura y el crecimiento del conocimiento puesto que es un derecho de todos.

Con el tiempo la demanda fue creciendo y esto llevó a sus integrantes la necesidad imperiosa de capacitarse en distintas áreas asimismo y paralelamente se fueron adquiriendo otros terrenos e incluyendo talleres para la recreación, talleres de oficios para la orientación vocacional de los mismos Hoy en día la biblio cuenta con más de 2500 libros que fueron donados, los cuales se seleccionaron hoy en día la biblio no es solamente un lugar de encontrar libros, sino que es un lugar de aprendizaje de capacitación y también un encuentro entre semejantes lo cual  genera  amistades Esta biblioteca tuvo  muchas trabas en sus comienzos pero con la ayuda de un escritor reconocido de Córdoba  contribuyó al reconocimiento de la misma también aceptó el apoyo de subsidios y donaciones de distintas partes pero siempre con la condición de hacerlo desinteresadamente.
La fundación lleva el nombre de Pedro Milesi  militante sindical, una persona luchadora y seguro en sus convicciones levantó espacios para que la gente aprenda.

La biblioteca Pedro Milesi de Bella Vista



Una de las fundadoras de la biblioteca, Susana Fiorito  respondió en forma de un reportaje a los alumnos de computación, taller de la misma que asisten dos veces a la semana. Fue una charla emotiva la cual se hizo memoria de cómo se fundó la biblioteca.
El nombre dado fue en homenaje a un sindicalista y luchador por la gente trabajadora estando en vida supo su obra.
Pedro Milesi  murió a los 92 años en Buenos Aires en el invierno de 1981. En marzo de 1976, había escapado a Córdoba abandonando su hogar, alarmado por los secuestros y desapariciones de muchos de sus amigos. Otros le dieron asilo y lo cuidaron en distintas partes de Argentina hasta su muerte.
En cuanto a los libros que están en la Biblioteca  algunos fueron donados otros  comprados y con mucho cuidado seleccionados para que la gente pueda aprender. La CoNaBiP manda, según los años y los directores, una caja con libros cada año.
Los niños llegaban a la biblioteca una de las cosas que señoras hacían: extendían un papel sobre la mesa y  los niños dibujaban sobre él.
La fundación se sustentaba con ayuda de donaciones Susana viajaba a Buenos Aires de allí traía para la biblioteca.
El lugar se compró y así cada sede, está la casita de oficios donde se enseña cocina carpintería, la huerta, E.F.T   Espacio de Formación Tecnológica donde se aprende computación , taller de reparación de celular y otros como costura tejido a mano tejido a máquina crochét.
Esta también el playón lugar donde se hacen cultura corporal para niños jóvenes y adultos, también se hacen charlas. Todos los talleres son gratuitos sin fines de lucros.



BIBLIOTECA POPULAR BELLA VISTA
HISTORIA: 
Por allá por el año 58‘cuando el petróleo argentino se da a concesión  se arma una organización política para defender el petróleo al cual con el tiempo lo denominaron el PADRE de la biblioteca, mientras que llamaron a todos  los que le aportaban a sus recursos como por ejemplo leer, donar libros o materiales de trabajo, etc.  la MADRE de la biblioteca.


 4g4rf4rf453f45tg5g5
SiTRAC Y SITRAM eran sindicatos de la empresa FIAT,  cuando  se cerraron (en el año 62‘)  decidieron hacer una junta para crear la gran biblioteca después de haber visto un cartel en una esquina que decía ¨SE VENDE´´. Durante años estuvieron desarrollando ideas para fundar la biblioteca y consiguiendo cosas, como donaciones, dinero, libros, lo que fuere, cuando por fin en el año 89‘ se funda la misma, la cual fue creciendo poco a poco, año a año, con el apoyo y ayuda de la gente , de los vecinos los cuales pedían talleres, deportes, etc.

Alicia Comini (vive aún) fue la primera en atender la biblioteca, atendía de lunes a viernes, dos horas  a la mañana y dos horas a la tarde.

Susana Fiorito quien fue designada para llevar esto a cabo, aportó con muebles que trajo de su casa para revestir el lugar que habían adquirido, viajaba a Buenos Aires y recogían libros, donaciones de dinero, u otras cosas. La biblioteca hoy en día cuenta con alrededor de 25 mil o 30 mil libros más o menos. La mayoría de estas bibliotecas son instituciones creadas y sostenidas por los vecinos, porque de hecho se creó con el fin de que lean, sin importar límites de edades,  ni el drama que les guste. 

¿Porque no se cobran los talleres?
Porque por ejemplo a la informática la creo el hombre, entonces si alguien aprendió algo, porqué se guardaría esa información pudiendo enseñarle a otros interesados en aprender por eso lo llamamos SOCIEDAD HUMANA (enseñar, aprender, compartir, divertirse) la cual la institución pide ayuda de muchos lados, subsidios, para pagarles a los profes para que den las clases gratis. Esto es una organización sin fines de lucro.

TALLERES::
Los talleres que se dan en este tiempo son
REPARACIÓN DE CELULARES
SALITA MUNDO MÁGICO
COMPUTACIÓN
CULTURA CORPORAL
TEJIDO A MAQUINA
MURGA
COSTURA
CLARINETE
TEJIDO
TROMBÓN
CARPINTERÍA
 FLAUTA
COCINA
 GUITARRA
AJEDREZ
TROMPETA Y PERCUSIÓN

Hoy en día cuenta con los mismos talleres más otros y con centro como el playón, la huerta, la casa del joven, y el E.F.T (espacio de formación tecnológica)
Pedro Milesi el fundador de la misma, estuvo preso por su militancia en el año 1929 por Uriburu por un año. Su padre era albañil, él era analfabeto, por eso se escapó para no ayudar a su padre con las tareas pesadas que tenía, aprendió solo el inglés y el italiano para cartearse con militantes de Francia,   Falleció en Buenos Aires alrededor de los 90 y pico de años (por el año 1981),  vivió en Córdoba siempre…
Andrés Rivera fue el compañero de vida de Susana hasta  fines del año pasado que falleció ,escribió muchos libros, ganando varis premios y reconocimientos, con el más reconocido  “LA REVOLUCION ES UN SUEÑO ETERNO” estando en el ranking de uno de los mejores 10 escritores de Argentina.

La Biblioteca Popular de Bella Vista

La Biblioteca Popular de Bella Vista fue creada por la fundación Pedro Milesi  para agrupar y movilizar a quienes tienen inquietudes por el progreso comunitario y demandas de tipo popular, donde se han incorporado tareas docentes para nuestros vecinos  para facilitar conocimientos  y estímulos  culturales, trabajos grupales, y diversos talleres  muy interesantes donde niños y adultos aprenden y podrán poner en práctica su aprendizaje.

Como reflexión personal, creo que niños, adultos y adultos mayores entramos en una convivencia  de compañerismo y colaboración muy interesante juntos con nuestros profesores que ejercen un verdadero acompañamiento de enseñanza y amistad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario